ESCUCHO LAS MAREAS DEL CUERPO

QUIM VICENT, 44 AÑOS, D.O EN OSTEOPATÍA, NEUROPSICOINMUNOLOGÍA Y POSTUROLOGÍA

BARCELONA, 1 DE OCTUBRE DE 2018

 

Quim Vicent nos recibe en Arvila Magna, clínica de Medicina integrativa que dirige. Ha convertido sus manos ejercitadas en sus ojos. Predica una buena salud digestiva, saber estar activo y saber descansar… Somos flujo energético, esencia, espiritualidad… La iluminación es simple conciencia y presencia.

Todo esto significa que el cuerpo que tenemos hoy no es más que la acumulación de los pensamientos, emociones y acciones de ayer. Realmente, nuestro cuerpo es la historia cristalizada de nuestros pensamientos pasados. Debemos meditar y entender esto profundamente.

El cuerpo es nuestro vehículo y el depósito de lo ocurrido. El fin es cuidarlo para que nos sea útil, abandonando y dejando ir el pasado acumulado en él.

IMG_2211
Corrientes, mareas, flujos… El ser humano es pura energía

¿Qué es la Osteopatía y cómo trata el cuerpo?
La osteopatía es un arte, una filosofía de vida, donde el cuerpo se trata como una unidad integral. Ayuda a recuperar todas las restricciones de movilidad. Nos permite localizar el nivel de profundidad donde está la restricción e identificar si hay un compromiso articular, neural, visceral o emocional.

Como leer con las manos…
Las manos tienen la capacidad de escuchar, unas manos entrenadas pueden convertirse en tus ojos, y con una adecuada sensibilidad nos sumergiremos hacia las diferentes capas embrionarias del cuerpo: endodermo, mesodermo y ectodermo.

El cuerpo material y la energía que da continuidad a la vida

En Osteopatía, sentimos desde las capas superficiales hasta las más profundas para ser esa continuidad. El cuerpo se manifiesta constantemente en forma de diálogo.

osteopathy-1207800_1280

El cuerpo se inflama y desinflama
Está en constante transformación, aprendizaje. En inflamación y regeneración constante. Si enfocas toda tu vida en hacer cosas que inflaman, que estancan tu energía, bien con la alimentación, la preocupación, carente de buena inteligencia intra e interpersonal, no avanzas y, muy probablemente, tu salud se resentirá.

En medicina integrativa el síntoma es un aliado

Es algo que está en disfunción, restricción o desequilibrio. Somos agua, y el agua es fluido, es vida. Imagina el cuerpo humano como un gran río donde el agua fluye desde la cabeza a los pies. Cualquier restricción en estas mareas provocará un estancamiento de la fuente de energía. Es ahí donde el cuerpo se manifiesta a través de un síntoma. Me gusta escuchar esas mareas con mis manos, las llamadas fascias (sistema de sostén del cuerpo). Ellas me llevan hasta el estancamiento, y el propio cuerpo, con su médico interior, lo soluciona.

IMG_3500

Es el concepto integrativo

Cada paciente tiene unas prioridades de cambio. Un ordenador no necesita mil programas, unos servirán, otros no. Utiliza los programas para tu actividad, sin saturar el cuerpo.

Confiando más y hablando el mismo idioma

No ver el síntoma como un enemigo y querer erradicarlo rápidamente con un fármaco. Una pastilla puede ser útil en un momento puntual de necesidad, pero no como tratamiento definitivo. Debes descubrir el origen de tu alergia, tu dolor de cabeza… y es ahí cuando, naturalmente, abandonas la necesidad del fármaco.

IMG_7698
“Debemos aprender a escuchar el cuerpo, no debemos ver el síntoma como un enemigo, sino como el aviso del cuerpo de que algo no funciona bien”

Todo esto genera reticencias…

Sí, en medicina inegrativa no queremos eliminar el síntoma de inmediato, queremos saber la causa que lo provoca. Hablar el mismo idioma que habla el cuerpo. La intoxicación general que extraemos impacta a muchas personas. Son cambios que requieren un esfuerzo por parte del paciente, el primero que debe hacer el cambio.

Y es que somos más de un 70% agua

¿Alguien duda que la vida es energía? Somos prácticamente fluido, el agua es energía y las corrientes en nuestros fluidos afectan a nuestra salud.

Venimos del agua, del líquido amniótico, y el agua nos da mucha información. Cualquier restricción, ya sea por contaminación energética de un cuerpo, un pensamiento negativo, un traumatismo, una mala digestión… altera ese sistema de mareas, ese sistema de fluidez de energía, que debe recuperarse. Dejemos que el cuerpo lo haga, no solemos permitir que las cosas cambien por sí solas.

¿Cómo se transforma una emoción en un síntoma?

El camino de la emoción hacia el síntoma es absolutamente personal, dependerá de la capacidad vital de cada persona, su capacidad de resiliencia y facilidad de drenar un acontecimiento. Una pequeña emoción enquistada puede perturbar de forma seria nuestra salud, y otra aparentemente mucho más importante puede pasar desapercibida por otra persona.

“Una mala salud intestinal repercute negativamente en nuestra salud emocional”

Hablemos del sistema digestivo, el segundo cerebro

Más que un segundo cerebro me atrevería decir que es nuestro primer cerebro. Una mala salud intestinal puede generar ansiedad, depresión, eccemas o psoriasis. En las escuelas deberían explicar a los más pequeños la importancia de cuidar el intestino, tomar más conciencia de la respiración y tener más contacto con la naturaleza, esa es la auténtica medicina preventiva.

“En mi libro Aprende a escuchar tu cuerpo hablo de la influencia de los 3 cerebros: mente, corazón y sistema digestivo. Como una silla de 4 patas donde una compensa a la otra. Cada cerebro es un punto y seguido” (beneficios destinados a la ONG Pallapupas)

La serotonina es un neurotransmisor que se fabrica mayoritariamente en el intestino

Sí, y precursor de la melatonina, que proporciona bienestar y descanso. Es importante cuidar la salud intestinal, como saber descansar a una hora razonable. El ciclo de la hormona de crecimiento empieza hacia las 22 h, con máxima actividad de 22 a 22.30 h, cuando necesitamos una luz más tenue para fabricar más melatonina y favorecer que haya un conjunto de hormona de crecimiento que regenere el tejido atrofiado durante el día. La salud funciona como una balanza perfectamente compensada: sin una buena salud intestinal, no fabrica suficiente serotonina, sin serotonina no genera melatonina, y se inicia el proceso de ansiedad, el mal descansar…

¿Recomiendas los ayunos?

Sí, pero los más interesantes son los ayunos intermitentes; es decir, dejar pasar las máximas horas desde la cena hasta la primera comida del día siguiente. Si consigues entre 14 y 16 horas, darás un gran descanso al sistema digestivo y mantendrás los niveles de insulina en -5, valor óptimo para tener una buena salud.

lake-2063957_1920

Respiración y postura: el olvidado diafragma

El diafragma es la parte muscular que divide la parte de presión negativa del tórax y presión positiva del abdomen. Cómo respiras revela tu estado anímico. Es muy habitual un diafragma contracturado: no somos conscientes de nuestra respiración. Cuando las presiones compensatorias no funcionan, se inicia una restricción, generando energías y tonos más bajos.

¿Cómo podemos leer el lenguaje del cuerpo?
Simplemente, debes estar muy presente en cada momento. Escuchar lo que te dice el cuerpo solo requiere tu atención y respeto. Tomar conciencia depende del despertar espiritual, que a todos nos llega en un momento u otro de la vida. Quizá haya una gran nube que no te deja ver con claridad, pero esfuérzate en estar presente y verás una gran luz en tu interior.

IMG_1323
Meditar significa descansar entre los extremos de la mente

¿Cómo alimentamos nuestro cuerpo?
Hemos diseñado horarios de comida incoherentes, comemos cuando no tenemos hambre y damos muy poco descanso al sistema digestivo. La dieta no es solo lo que comes, también es lo que ves, lo que escuchas, lo que lees, la compañía… Atención a las cosas que incluyes en tu cuerpo emocional, espiritual y físico.

Busca el equilibrio físico, emocional y espiritual

El nivel de intoxicación es alto…

En la ciudad no abunda lo natural. Coches, motos, estrés… Y se normaliza la contaminación, formas de vida que no son… No duermo y tomo pastillas, me duele bastante la cabeza… Es difícil darle la vuelta. Elige la naturaleza, un rato de lectura, cierta soledad… Saber estar solos… Intenta reaccionar de manera más pausada. Para, respira y actúa. La gente actúa sin respirar, reacciona como un turborreactor, con una reactividad desmesurada.

Polaridades sin continuidad

Los pies nos unen a la tierra y los ojos al cielo. Si no hay una dualidad entre estas dos polaridades, viviremos muy separados. Polos muy separados indican un punto de soledad o poca profundidad en el centro, el corazón, convirtiéndonos en personas muy racionales, exigentes, potentes a nivel mental, o con una energía muy baja.

Entra el concepto de caos-orden

Se trata de sostener ese punto de inquietud, saber que sin movilidad no hay vida y, a la vez, que no todo está siempre en máximo movimiento. No me gusta hablar de crisis curativas, pero sí de movimiento dentro del cuerpo para que todo ocupe su lugar. El caos interno para volver al orden.

IMG_3481
“Si respetamos el proceso sano del cuerpo, que se inflama y desinflama, seguimos su evolución natural y se reequilibra”

Recordemos los orígenes

Vivir con conceptos primarios, fijándonos en cómo era antes. Realmente, el cuerpo es muy parecido a la naturaleza. La forma de los árboles son como nuestros bronquios, los pulmones; los ríos y el mar del planeta, la linfa… Solo fíjate bien, y verás qué necesita tu cuerpo.

nature-3108052_1280